Cargando…

Acompañamiento en grupo

celebrando las relaciones

Nacemos acompañados y durante unos años necesitamos seguir estándolo para poder sobrevivir físicamente. Después vamos perteneciendo a diferentes grupos que nos ayudan a “sobrevivir” socialmente y donde nosotros acompañamos a otros en su camino. Nuestros primeros grupos suelen ser la familia, los vecinos, los estudios y los amigos. Después vienen la pareja, el trabajo, las aficiones, la vocación, el barrio o el pueblo, el país, la propia generación, etc.

Un grupo siempre implica relación entre personas, y por tanto siempre es una oportunidad para compartir y expandirnos como individuos. Al salir de nuestro espacio de seguridad, podemos experimentar que no estamos separados y tenemos la oportunidad de conocernos, de expandirnos y de permitir que nuestra energía fluya hacia fuera. Podemos disfrutar de la compañía, del contacto, del intercambio de miradas y de palabras, y comprobar que las mentes y los sueños pueden ser muy diferentes, pero que la esencia es la misma en todos.

Así como cuando dos personas se encuentran para acompañarse, también cuando varias personas se encuentran para compartir y celebrar la vida algo más grande ocurre. Se crea un campo energético donde suceden cosas diferentes por que el contexto es diferente que cuando estoy solo.

«El ser humano es un animal social»

© 2020 · Harmonia Global · Todos los derechos reservados · Política de cookies · Política de privacidad