Cargando…

Acompa√Īamiento a distancia

no estamos solos

ACOMPA√ĎADOS A DISTANCIA

M√°s all√° de cuando estoy acompa√Īado por la presencia f√≠sica de una persona o de un grupo, siempre estoy acompa√Īado por algo m√°s grande, por aquello donde pertenezco y donde todos estamos inmersos. Esta ‚Äúpresencia‚ÄĚ no visible la puedo sentir ¬†y escuchar siempre que el murmullo de la mente se para.

Esta presencia, este acompa√Īamiento permanente lo ‚Äúnoto‚ÄĚ m√°s cuando estoy gozando de la compa√Ī√≠a de una persona que inspira suficiente confianza para poderme expresar tal como soy. Y a√ļn lo percibo con m√°s fuerza cuando tengo el privilegio de estar en un grupo que me acoge y que me permite ser yo mismo, un grupo donde me siento bien acompa√Īado f√≠sica y emocionalmente.

A veces surgen preguntas y la necesidad de recibir un feedback, una respuesta, de escuchar unas palabras que me hagan de eco, de espejo para verme tal como soy.

Y entonces toman forma, dentro de mí, certezas inspiradas por persona que he conocido en persona, o solo por aquello que han dicho o hecho, o por la huella que han dejado en otros. Y siento una resonancia con estas personas, una afinidad que me habla de un camino compartido entre ellas y yo. Una especie de familia más allá de la sangre, del país, de la sociedad y la cultura.

Y me siento acompa√Īado, muy acompa√Īado. Me siento orgulloso de ser pieza de nuestra historia, Y aparece un sentido que explica el placer y el dolor que nos rodea.

Conozco un lugar en ti donde reside el universo entero. Conozco un lugar en ti de paz, amor y verdad. Conozco un lugar en ti en el que, si tu permaneces en este lugar en ti y yo permanezco en este lugar en mí, solo existe uno de nosotros. Namasté.

© 2020 ¬∑ Harmonia Global ¬∑ Todos los derechos reservados ¬∑ Pol√≠tica de cookies ¬∑ Pol√≠tica de privacidad